Uveítis canina

Los perros estan propensos a adquirir cualquier enfermedad y una de ellas es la uveítis, una enfermedad en los ojos que la puede adquirir a lo largo de su vida canina.

Esta enfermedad se localiza en la uvea.

La uvea es la capa vascular del ojo, es conformada por tres estructuras: la uvea anterior que está formada por el iris, la uvea anterior por cuerpos ciliares y la uvea posterior está formada por la coroides. Esto hace que sea una estructura muy delicada, que con gran facilidad se inflame y se le conozca como uveitis.

¿Como se causa la uveítis?

La causa de uveítis en los perros es causada principalmente por mecanismos endógenos lo que vienen siendo:

  • Infecciosas
  • Metabólicas
  • Tumorales
  • Inmunomediadas

Otra causa de la uveítis es de mecanismo exógeno:

Lesiones corneales, traumatismos e infecciones.

¿Cuáles son los síntomas de la uveítis?

Los síntomas de la uveítis más comunes y visibles que se puede observar en el perro son: dolores, cierre de parpados, irritación en el ojo que puede parecer una ampolla grande, una contracción anormal permanente de la pupila del ojo, presencia de sangrado en el área frontal del ojo, reducción de la PIO, precipitado corneales, edema corneal, perdida de visión, desprendimiento de la retina.

¿Como se trata la uveítis canina?

El tratamiento de la uveítis en tu mascota depende de que tan avanzado este, por eso si notas algo anormal en el ojo del perro es mejor llevarlo con un veterinario especializado para poder darle un tratamiento adecuado.

Algunos medicamentos que se emplean para esta enfermedad son: antinflamatorios tópicos o sistemáticos, fármacos midriaticos-cicloplejicos y fármacos inmunosupresores.