Lagañas en el ojo del perro

Lagañas en perros

A lo largo de nuestras vidas nos han salido lagañas, pero también las lagañas en perros es algo común, tranquilo no es nada de que alarmarse, mayormente tienden a salir en las mañanas algunas de color blanco, verde o amarillento.

En algunas ocasiones las lagañas en perros pueden ser provocadas por algo normal y otras graves, pero no te preocupes aquí te explicamos que hacer.

¿Qué hacer si tu perro tiene lagañas?

Si notas que tu mascota tiene lagañas una razón normal puede ser el contacto con el polvo o por alguna alergia o por alguna enfermedad en el ojo como lo es la conjuntivitis.

Para poder tratar lo mejor seria ir a un veterinario para saber cual es la causa y así darle un tratamiento adecuado. Si ya sabes cual es el problema lo que debes hacer es mantener los ojos limpios diariamente puedes usar toallitas húmedas y compresas de manzanilla que esto ayudara a combatir el problema y si tu perro tiene el pelaje que le cubre los ojos lo mejor seria aplicarle un corte para darle una mejor limpieza.

La conjuntivitis, una causa de lagañas en perros

Una enfermedad bacteriana es la conjuntivitis que viene afectando los ojos de nuestra mascota y se transmite mayormente por otro perro.

Tratamiento

El tratamiento de la conjuntivitis dependiendo de la infección consiste en aplicarle colirio recetado por el veterinario o antibióticos para atacar al virus  y poder evitar que se contagie a otro perro, dependiendo de la gravedad se puede usar el corticoide que es un medicamento para combatir mejor a la conjuntivitis.

Otra causa puede ser la ulcera ocular

Es provocado por un pequeño corte y si no es tratado a tiempo puede infectarse por bacterias y producirle una conjuntivitis, la ulcera ocular consiste en que por algún movimiento sea jugando con su dueño u otro perro, se golpe en el ojo y esto ocasiona un corte que no son visibles al ojo humano y los síntomas son el lagrimeo y la presencio de lagañas.

Como tratar la ulcera ocular

El tratamiento consiste en medicamentos recetados por el veterinario y sirven para reparar las ulceras de la cornea y un colirio que detendrá la infección en caso de conjuntivitis.