Babesiosis en Perros

Piroplasmosis Canina

La babesiosis canina considerada una enfermedad parasitaria y principalmente afecta a los glóbulos rojos de tu mascota, esto puede ser peligroso, a continuación te explicaremos todo acerca de esta enfermedad.

babesiosis Piroplasmosis

¿Qué es babesiosis canina?

La babesiosis es una enfermedad que es causada por protozoarios y que es transmitida por la picadura de las garrapatas infectadas y que afecta directamente a los glóbulos rojos sanguíneos del animal, llegando a provocar anemia y trombocitopenia en el perro.

Causa o contagio de la Babesiosis en perros

La causante de esta enfermedad como ya se hizo mención es la picadura de una garrapata, ya infectada, las garrapatas introducen en la sangre del animal un protozoario llamado Babesia canis, que ya una vez dentro de la sangre se comienza a multiplicar afectando severamente la salud de nuestra mascota provocándole anemia, fiebre, decaimiento, perdida de peso, y disminución de las plaquetas llegando a provocar el fallecimiento del animal si no es tratada a tiempo

Síntomas de la babesiosis canina

Una vez que se haya transmitido la enfermedad por la picadura de la garrapata, el periodo de incubación en los perros usualmente dura entre 2 a 4 semanas y los primeros síntomas se pueden hacer notar del del primer mes al segundo. Los síntomas mas frecuentes de la babesiosis son:

  • Fiebre
  • Cansancio
  • Pérdida de apetito

Tipos de babesiosis canina y sus síntomas

Tomando en cuenta la gravedad de la enfermedad y los síntomas existen 3 cuadros clínicos en los que se puede clasificar la babesiosis a continuación te lo explicamos:

  • Babesiosis aguda. –  Es la que se presenta con mayor frecuencia, en esta etapa se pueden observar la destrucción de los glóbulos rojos lo que provoca la anemia hemolítica y como consecuencia se presentan síntomas como: Anemia, fiebre, inflamación de los ganglios linfáticas (aumento de tamaño) y aumento del tamaño del bazo
  • Babesiosis hiperaguda. – Esta etapa es la mas preocupante de la enfermedad, ya que se ha registrado una alta tasa de letalidad en perros que han presentado este cuadro clínico. La gravedad y la rapidez con la que avanza los síntomas hace que el animal tenga pocas esperanzas de mejora.

En esta fase los perros suelen presentar ya una grave infestación de garrapatas y también en animales con defensas muy débiles (generalmente cachorros). Los síntomas son: estado en “Shock” acompañado con hipotermia, deficiencia en la oxigenación de los tejidos (hipoxia tisular), lesiones en la red vascular y en múltiples tejidos del cuerpo (principalmente pulmones e hígado)

  • Babesiosis crónica.- esta fase es la menos habitual en los perros y se puede presentar de forma asintomática en alguno casos, esto quiere decir que existen perros que tienen la enfermedad pero no presentan síntomas, aun así durante la babesiosis crónica se pueden presentar los siguientes síntomas: fiebre intermitente, anemia, pérdida de peso, vómitos y diarrea (con poca frecuencia), acumulación de líquidos en el abdomen (ascitis), alteraciones en la visión y problemas oculares, daños neurológicos que pueden desencadenar en problemas de coordinación y convulsiones

Tratamiento de la babesiosis

El tratamiento contra la babesiosis consta principalmente en el uso de medicamentos para eliminar por completo al parásito. Si el animal está ya en una fase delicada de anemia, necesitara una transfusión. Los veterinarios usan casi siempre y suele ser además el producto mas eficaz para combatir este parasito, usan dipropionato de imidocarb, administrada por vía subcutánea o intramuscular, la inyección se debe repetir a la segunda semana tras la primera dosis.

Este es un fármaco potente que tiene efectos secundarios y puede causar, temblores, diarreas y vómitos, también existe otra forma de contrarrestar la babesiosis canina con antibióticos como metronidazol, el único inconveniente es que son menos efectivos el dipropionato de imidocarb.

¿Cómo prevenir la babesiosis?

La mejor forma de prevenir esta enfermedad es siempre mantener bajo cuidado a tu mascota de no infestarse de garrapatas, una sola de estas puede causar este padecimiento y para ello hay que darles aseo constante, baños antiparasitarios, limpiar su entorno con insecticidas, que usen collares para ahuyentar las garrapatas y otros medios como pipetas o insecticidas pulverizadores.

Las medidas preventivas siempre serán tu mejor opción para que tu perro no contraiga ninguna enfermedad y no sea victima de las garrapatas o algún otro parásito. Por último, hay que recordar que otra de las formas de contraer esta enfermedad es por medio de transfusiones de sangre, por lo que si tu perro llegara a necesitar un procedimiento como este, es necesario que la sangre sea previamente analizada.